Mascarilla natural rejuvenecedora de té verde


Las mascarillas de té verde son una gran solución para todo tipo de pieles, aportando una buena idea para todas aquellas personas que quieran hidratar y rejuvenecer la piel de una manera fácil y casera. Para realizar la misma en tu propia casa, tan sólo tendrás que mezclar un poquito de té verde líquido con un poquito de aceite de almendra y con cacao líquido.

Tras dejar que descanse unos minutos, la mascarilla estará lista para aplicar en el rostro, dejándola reposar durante al menos un cuarto de hora en la piel. Tras este tiempo podrás retirar la misma del rostro con la ayuda de un limpiador suave o un tónico de rosas para dejar la piel lista y olvidarte de todo rastro de la mascarilla en la cara.

Esta propuesta es una de las más saludables, te ofrecerá una gran suavidad en la piel, así como un efecto tensor fascinante. que hará que tengas que hidratar menos tu rostro con productos especiales, utilizando tan sólo una buena base de color o una nutritiva.
Compartir en Google

Autor: Ana Pérez

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario