Cuídate con las sales del Himalaya


Si quieres cuidar tu piel así como tu organismo por dentro, uniendo belleza y salud, apúntate a la utilización de las sales del Himalaya. Son excelentes para todo tipo de problemas de la piel y pueden ayudarte cuando estés congestionada, para depurar la misma, para respirar mejor e incluso para tratar congestiones en los músculos.

Para la piel tan sólo tendrás que diluir un par de puñados de sales por cada 5 centímetros de agua en la bañera. Para las bañeras llenas por completo de agua se necesitan al menos un kilo/ kilo y medio de sales, así que ten esto en cuenta. Te ayudará a reafirmar la piel y a crear una mucho más lisa y perfecta, relajando tus músculos.

También si estás congestionada, inhalar sus vapores te ayudará, crea una rutina excelente y cuando te sientas agobiada, prepara unas poquitas, disolviendo las mismas en agua hirviendo. Respira el vapor al menos durante 15 minutos y notarás los cambios.


Compartir en Google

Autor: Ana Pérez

    Comentar en Blogger
    Comentar en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada