GuidePedia

0



Si has vuelto de las vacaciones seguro te preguntarás cómo mantener el bronceado después del verano. Pues bien, siempre hay trucos que podrás seguir. Uno de los primeros que podrás seguir será: acudir a un solárium al menos una vez al mes. Mantendrás un color bonito sin pensar en dañar tu piel. ¡No te lastimarás!

También tendrás que seguir consumiendo tomates, así como zanahorias y todo tipo de alimentos ricos en licopeno. Será una de las mejores maneras de mantener un tono tostado sin pasar demasiados esfuerzos, ya que son alimentos que normalmente sí suelen estar en una alimentación equilibrada.

Por otra parte, piensa en usar cremas con efecto autobronceador que no manchen tu ropa. Será una manera totalmente satisfactoria de sentirte atractiva, allá donde vayas. ¡Sin perder ese perfecto tono que ganaste con el verano! ;) Y es que... ¡se luce tan bonito en la piel! No te olvides de hidratarte diariamente y así evitarás la descamación y la sequedad.


Publicar un comentario

 
Top